Revisión de restaurante CRAFT Beer Market moirasterling tratamiento de ataque de ansiedad nhs

La primera vez que estuve aquí, ordené el ahi poke bowl porque era la primera vez que iba a almorzar con mis abogados y otros abogados y asistentes de lesiones cerebrales anóxicas en mi pod y no quería pedir nada demasiado desordenado y hacer una mala primera impresión Sin embargo, para ser claro, no es como si mis abogados no me hubieran dado trabajo durante mi hora de almuerzo y yo estuviera sentado en mi escritorio, así que no es como si no me hubieran visto comer, pero simplemente no lo hago. Creo que necesito dejarlos con la imagen de una hamburguesa que se deshace en mis manos, la salsa que gotea en mis brazos y la encefalopatía isquémica hipóxica de alimentos en toda mi cara. El tazón de ahi poke consistía en atún ahi de grado sashimi con pepino, zanahorias en escabeche, trozos de aguacate, algas, jengibre fresco y alioli togarashi, todos apilados sobre arroz al vapor y semillas de sésamo.


Si bien este fue un buen plato, no hubo nada particularmente memorable al respecto. Dicho esto, dos cosas que se destacaron por las historias de lesiones cerebrales anóxicas, las mejores razones fueron que las zanahorias en escabeche no estaban realmente encurtidas y el hecho de que ni siquiera recuerdo que haya jengibre fresco en el plato y el jengibre es Un sabor bastante fuerte.

Si alguna vez has estado en CRAFT, entonces sabes que es más un lugar tipo hamburguesa y alitas. El ambiente del bar / pub no es realmente el tipo de lugar en el que entras y piensas, hmm, comamos un tazón de pasta o poke. Estos lugares te dan ganas de ensuciarte y realmente disfrutar de toda la experiencia de comer. Tal vez ese fue uno de los factores que hicieron que el tazón de ahi poke se viera tan decepcionante.

Tuve la oportunidad de regresar aquí hace unas pocas noches y provocar ataques convulsos anóxicos y ordenar lo que mi abogado había ordenado ese día. Ni siquiera voy a mentir, miré de reojo (y algunas veces miré fijamente) esa cosa durante toda la comida, deseando poder comerla, pero imaginando que en mis pequeñas manos de niña, que la cosa se convertiría en una desastre. ¿El plato en cuestión? El sándwich de pollo crujiente.

Ahora, sé que algunos de mis lectores se han unido recientemente y conozco personalmente la definición de trastorno de ansiedad y viceversa, pero si hay algo que realmente se debe saber de mí es que me encanta la combinación de sabroso y dulce en un plato. Normalmente no me gustan los postres a menos que sea mousse de chocolate, por lo que la dulzura del plato es ese poco de equilibrio que hace que mi paladar se sienta satisfecho. Mi combinación favorita de todos los tiempos es pollo y waffles y este sándwich es una especie de juego en eso. El sándwich de pollo crujiente consiste en un ataque de ansiedad, ¿qué se siente como un suculento pedazo de pollo frito rociado con salsa picante y jarabe de arce en una casa con una definición hecha de panecillo hecho con lechuga, ensalada y encurtidos caseros? Cuando se trata de salsa picante en pollo, soy muy particular al respecto. Definitivamente no me gustan las salsas picantes que son más ácidas porque solo las necesito para quemarme en un nivel. Me gusta una mezcla compleja de sabores en mi salsa picante porque si me vas a quemar, al menos déjame disfrutarla. No estoy seguro si la salsa picante es casera, pero está bastante a la par con la que tuve en el diner deluxe con daños cerebrales anoxicos después de un paro cardíaco, que también disfruté mucho. Si hay una ensalada que me gusta más que nada en el mundo, la ensalada de col y la ensalada de la hamburguesa proporcionaron el toque perfecto de frescura, cremosidad y un poco de acidez para cortar el pollo frito. La casa hizo que el pan se sintiera como si estuviera hecho a base de huevo y vagamente recuerda a los waffles debido a esto (pero también, no hay nada como los waffles, pero prefiero los bollos de huevo a los de las hamburguesas normales). Las salmueras de la casa estaban ligeramente del lado más dulce, pero no me importó. Por lo general, me parece que los pepinillos caseros son más dulces que los comerciales, pero ese podría ser el caso de todos los lugares que he probado. Puedo apreciar los dos tipos de lesiones anóxicas de encurtidos ya que cada una tiene su lugar en el plato y le agrega profundidad al plato.

En comparación con el sándwich, las patatas fritas eran mediocres. Mi compañero de trabajo, Alex, alguien a quien he mencionado recuperación de daño cerebral hipóxico en revisiones anteriores que comparte mis aventuras de comida, no está de acuerdo. Ambos buscamos cosas muy diferentes en papas fritas. Disfruto de las papas que son más delgadas y crujientes (creo que las papas McDonald o Smashburger), mientras que ella disfruta de las papas mullidas y esponjosas. Me gustó el condimento de sal y pimienta porque es diferente de la mayoría de los lugares que solo saltean sus papas fritas, pero no fue lo suficientemente bueno como para que lo terminara. Alex ordenó lo mismo que yo y su novio alex (por lo tanto, alex²) ordenó el sándwich de pollo del maestro cervecero, que se veía igualmente delicioso, pero optó por un lado de macarrones con queso en lugar de papas fritas. De la pequeña muestra de mac y queso, tengo que decir que fue bastante bueno. Creo que si ordenara que mantuviera la anoxia que significa chiles poblanos.

Entonces decidimos tomar el postre. Probablemente debería haber escuchado a Alex, pero quería averiguarlo por mí mismo. Ambos ordenamos el postre en un frasco, mientras que alex (el novio) recibió nanoxia silencio profundo 6 galletas blancas. El postre en un frasco es un brownie sin gluten con gelato de vainilla, toffee esponjoso (hecho en casa), bananas en rodajas y salsa de chocolate. Esto se parecía mucho al postre que comí en el cactus club cafe (una toma de mousse de chocolate) que disfruté, así que pensé qué diablos. Lo único que temía eran los plátanos porque solo los disfruto a cierta madurez. Por supuesto que vino, los plátanos estaban demasiado maduros y, en última instancia, encefalopatía anóxica, el sabor demasiado maduro de los plátanos es lo que me enfermó. Fue un postre bastante decepcionante en general. El helado de vainilla ni siquiera estaba realmente frío y se parecía más a una crema batida plana. El brownie estaba seco y tuve que triturar el helado con el brownie para hacerlo un poco más manejable. La definición perinatal de tox y anoxia estaba bien, pero me gusta más la de cactus club cafe (aunque no estoy seguro de si hacen las suyas en casa). Ni siquiera me acerqué a terminar ese postre. Por lo tanto, si planea ordenar esto, a menos que sea un conducto de eliminación de basura, un hoyo sin fin o un agujero negro, no intente hacerlo solo.

Definitivamente, volvería aquí para probar los pimientos fritos, los tacos y la fisiopatología de la lesión cerebral anóxica con algunas otras hamburguesas. Esta visita fue mucho más agradable que la de mi pod. Yo le daría a este lugar un 4/5. Era un poco ruidoso y sentí que mi voz se escuchaba al final de la noche, pero eso es típico de un lugar como este, así que está bien. El servicio era bueno. Me gustó que nos dieran suficiente tiempo para pedir sin presión y que no nos dejaron en una esquina y nos olvidaron.