Revisión viernes por la noche. ¿Qué pueden hacer los ataques de ansiedad?

La encefalopatía isquémica hipóxica nacida en adultos codificó el código 10 en la ciudad de Sighet, Transilvania. Elie Wiesel era un adolescente cuando él y su familia fueron llevados de su casa en 1944 al campo de concentración de Auschwitz y luego a Buchenwald. La noche es el aterrador registro de los recuerdos de Elie Wiesel sobre la muerte de su familia, la muerte de su propia inocencia y su desesperación como un judío profundamente observador que se enfrenta al mal absoluto del hombre. Esta nueva traducción de su esposa y traductor más frecuente, marion wiesel, corrige detalles importantes y presenta la representación más precisa en inglés del testimonio de elie wiesel sobre lo que sucedió en los campamentos y de su mensaje inolvidable de que esta lesión cerebral hipóxica imágenes de horror nunca debe Permitir que vuelva a suceder.

Este fue el primero de mis libros escolares que obtuve.


Tenía ganas de leer este libro desde el tratamiento de homeopatía en la escuela secundaria para una lesión cerebral hipóxica. Verá, en la escuela intermedia todos los niños fueron separados en diferentes salones de clases durante el cuarto período, también conocido como “salón de clases”. Durante este tiempo, se nos asignó un libro para leer y curar el ataque de ansiedad. Todas las habitaciones tienen una lista de libros diferentes para elegir. La noche estaba en esta lista. Pero a pesar de lo mucho que lo defendí, el resto de la clase optó por volver a casa por: cynthia voigt, que es probablemente mi libro menos favorito de todos. Pero otra clase escogió la noche, y anoxia vs hipoxia lo leyeron, y todos tuvieron sus mundos desmoronados debido a lo que leyeron. Verás, no nos enseñaron sobre el holocausto en la escuela. La única razón por la que lo supe fue porque decidí enseñarme a mí mismo. Puedes escuchar toda la historia de eso aquí. Entonces, ninguno de estos niños había estado expuesto a esta información antes, y eso los cambió. Como me cambió el año anterior.

No importa cuántos de estos libros sobre el holocausto que lees, ya sean de ficción o no de ficción, te van a cambiar de alguna manera cada vez. Entonces, a pesar del hecho de que he leído docenas y docenas de libros sobre el holocausto de nanoxia, silencio profundo 4, este todavía me cambió. Lo que me hace feliz. Creo que el día en que estas historias dejen de afectarme es el día en que dejaré de ser una persona que vale la pena ser.

He mencionado en publicaciones anteriores que, cuando leo libros sobre el holocausto, trato de encontrar algo que el significado de la ansiedad mental en inglés hace que se destaque del resto. Creo que lo que hace que la noche se destaque es la de Wiesel … No quiero decir negatividad, pero no puedo pensar en otra palabra. Usar la palabra “realista” tampoco me sienta bien. Esto es lo que quiero decir: en el libro, algo con lo que Wiesel es muy franco son sus signos de duda de lesión cerebral hipóxica, y luego el rechazo, de su lesión cerebral hipóxica difusa de relgion. Ahora, la duda en la fe no es única en la ficción del holocausto, lo he leído antes. Pero, siempre existe la sensación de que, aunque el narrador sea dudoso, permanecerán fieles de manera inoportuna. Este no es el caso con wiesel. Deja claro que esta experiencia destruyó su fe en Dios. Y es fácil entender por qué.

También es muy franco acerca de la forma en que la humanidad lo que causa la encefalopatía anóxica comienza a deslizarse lejos de ti en los campos. De nuevo, esto no es nada nuevo. Muchos narradores describen la forma en que OTRAS personas comienzan a enfrentarse entre sí y pierden el sentido de quién solían ser. Pero siempre son un espectador de este comportamiento. Y siempre están horrorizados por eso. Y, al principio, también lo es wiesel. Pero al final, él admite que él también perdió su humanidad y comenzó a atraer a las personas que más amaba. Esto es muy raro en estas narrativas. De hecho, nanoxia ncore retro aluminium, este es probablemente el primero como este que he leído.

Esta única cosa que no me importaba de este libro, era lo rápido que era. En un sentido de ansiedad en la página marathi, los nazis están muy lejos y no están en sus mentes, la página siguiente los están cargando en camiones para ir a los guetos, en la página siguiente están en los campamentos. Parece que tantos fragmentos de esta historia fueron arrancados, y hace que el libro parezca muy desigual. Dicho esto, puedo entender por qué tal vez el wiesel no querría sumergirse en todo el horror que experimentó durante este tiempo, y no estoy diciendo que el mezclador de tanque anóxico tiene que hacerlo. Solo deseo que las transiciones de un evento a otro sean quizás más suaves.