Ruinstone – Parte III – Lesión cerebral anóxico de Men Of The West

Grumadir entró en la antecámara que albergaba tanto su escritorio como su piedra rúnica. La habitación se encontraba entre su cámara personal temporal y la de su benefactor, pronóstico de lesión cerebral anóxica grave, era lo suficientemente amplia para el trabajo y lo suficientemente cómoda para el reposo. Delanor afirmó que hizo su mejor trabajo bajo la luna, y grumadir a menudo escuchaba sus cantos y sentía el poder de sus hechizos emanando de esta habitación a altas horas de la noche. Esta inclinación nocturna les convenía a ambos, ya que Grumadir hacía lo posible por dormir bajo la luna y prefería trabajar durante el día, aunque esta noche la hipoxia y la anoxia tendrían que compensar la ausencia del día.

Su proyecto actual, emprendido como un estudio de los idiomas y la historia de la magia, fue posible gracias al acceso que otorgó a varios de sus documentos más preciados.


Pero el precio de dicho acceso fue elevado: un índice, ahora un quinto completado, de cada hechizo, efecto y componente en la monstruosa enciclopedia mágica de los delanteros. Simplificó la tarea de nanoxia silencio profundo revisión de 120 mm de ubicación de hechizos exóticos y proporcionó un exhaustivo curso de estudio para grumadir.

“Hola, pod, ¿trabajas duro esta noche?”, Preguntó Grumadir, mirando hacia la esquina de la jaula de pájaros, donde el enorme cono de los delanteros sostenía la solitaria cancha detrás de barras de oro, que se pavoneaban de un lado a otro, deteniéndose solo para acicalar sus plumas negras. El vocabulario del ave era limitado y nunca pronunció el nombre de grumadir por completo, pero Pod era una distracción bienvenida del trabajo monótono. Una conversación con el ave a menudo marcaba el final de la jornada laboral, y a Grumadir le resultó muy difícil volver a tomar su pluma. Cerró el libro pesadamente sobre su escritorio.

Grumadir escaneó la habitación, notando la correspondencia en el escritorio de la delantera. Había una pila de sellos reales rotos, mensajes del rey, obviamente posiciones de negociación que cedían terreno con cada ciudad excavada, pero la escala de ansiedad de prueba del lado oeste del pdf no llegó a la abdicación que el brujo desconocido aparentemente buscó. Buscó en varias pilas, pero no hubo indicios de correspondencia por parte del agresor. ¿Cómo hizo que sus deseos se dieran a conocer? Dejando todo como si no hubiera sido tocado, se dirigió hacia su escritorio y la piedra rúnica se mostraba orgullosa a su lado.

El silencio lo presionó mientras se ponía de pie. La electricidad de la habitación se había disipado durante mucho tiempo, dejando solo un ligero olor. Pod dormía con la cabeza oculta bajo un ala. En ocasiones, cuando los síntomas de las convulsiones anóxicas del reflejo de las aves en los adultos eran molestos por la actividad nocturna, hacía ruidos de ronquidos exagerados para calmar a los ocupantes de la habitación. Pero ahora se balanceaba silenciosamente en su percha. El ocupante humano de la habitación compartió en su silencio, considerando la piedra que tenía delante.

Repasó la historia de nuevo, pero pronto su atención se desvió mientras consideraba la última situación desesperada. Los colonos habían sido exploradores de la anoxia, causas cerebrales, guerreros poderosos por su propia cuenta, en busca de nuevas tierras para su gente. Pero habían viajado demasiado al interior y se encontraron con un trastorno de ansiedad que de repente se quedó sin su apoyo, con sus suministros, con toda esperanza.

Al contemplar el fuego y vislumbrar la piedra por el rabillo del ojo, vio bailar las letras. Se levantó de un salto, sacudido por lo que de repente revelaron. Las palabras en sí mismas eran simplemente una historia triste y noble, pero tomadas en conjunto a la vez, las diéresis transmutaron las palabras en otro idioma. Era una historia del lenguaje lesión cerebral anóxica icd 10 en la que se había sumergido durante meses.

Grumadir examinó cuidadosamente el cifrado de la piedra. Las palabras en la piedra no dicen lo que el hechizo logró; eran el hechizo, aunque en un código podía descifrar fácilmente. Para descubrir el propósito del hechizo, se dirigió a la enciclopedia que estaba sobre el escritorio detrás de él. Abriendo su cubierta pesada, se movió más allá del marcador que denota su progreso. Encontró la entrada deseada unas páginas más adelante. Fue corto

La afirmación de que el hechizo era “mítico” era obvia y dolorosamente errónea, pero esperaba que la notación de que la crítica de la nanoxia en el silencio profundo era “singular” podría ser correcta. De esa manera, solo tal vez, podría deshacerse de la maldita cosa y hacer que la enciclopedia sea un poco más precisa al mismo tiempo. Aunque no era un brujo, se recordó a sí mismo, sus estudios le habían enseñado a realizar la prueba simple.

Grumadir extendió un pergamino virgen sobre su escritorio y comenzó a escribir, copiando precisamente el hechizo de la piedra en el pergamino. Mientras salpicaba la última diéresis, la profunda talla en la piedra parpadeó y se desvaneció el tratamiento de daño cerebral hipóxico, dejando su cara tan estéril e irregular como si un glaciar lo hubiera arrastrado. No se pudo ver ninguna evidencia de que alguna vez hubiera tenido un poderoso hechizo disfrazado de saga, sin importar desde qué ángulo lo viera. El hechizo era singular, lo que significa que solo podía existir una copia. El significado aparentemente ansioso en bengalí, cualquiera que sea el demonio que maldijo a la raza humana al revelar este hechizo, no fue completamente desalmado: los brujos de duelo nunca destruirían las tierras del otro con él.

Cuando regresó a su silla, sin embargo, se tambaleó al encontrar las runas en su lugar original. Buscando a través de la enciclopedia rápidamente, descubrió la razón. El hechizo era permanente: una copia debe existir en todo momento. Si destruyera su piedra como había destruido el papel, el hechizo simplemente reaparecería en otra parte, probablemente donde se originó esta copia, y posiblemente en manos que usarían síntomas de ataque de ansiedad en los machos para un efecto aún peor que el delantero.